COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Psicología » EL PODER DEL PENSAMIENTO (II)

EL PODER DEL PENSAMIENTO (II)

DSC_0135

Nuestras dudas son traidoras

que muchas veces nos hacen perder el bien

que podríamos ganar si no temiéramos buscarlo.

William Shakespeare.

PENSAMIENTOS DISTORSIONADOS

En la entrada anterior anterior, explicamos que la mente en muchas ocasiones genera “malas pasadas” y  hace ver la realidad de forma distorsionada; estos pensamientos intrusivos  tienen unas características muy concretas que  les describimos a continuación:

       Son afirmaciones rotundas y contundentes.

        A menudo parecen taquigrafiados: compuestos por unas pocas y esenciales palabras o imágenes visuales; funcionan como encabezamientos de una serie de temores o auto-reproches.

    No importa lo exagerados que sean, casi siempre  son creídos; normalmente se da el  mismo valor de verdad  a los pensamientos automáticos que a los que usted percibe con sus sentidos por ejemplo si usted ve a una persona sonriendo automáticamente piensa que es feliz, que no le falta de  nada y para usted es tan verídico como que le ha visto sonreír.

   Actúan como un martilleo mental constante  con un efecto destructivo; es como el estribillo de una canción que constantemente interrumpe su actividad.

      La mayor parte de las veces tiene su origen en algún detalle de la realidad con poca importancia, por ejemplo usted se cruza con una persona que le saluda más fríamente de lo que usted esperaba y automáticamente piensa  “cada día me siento mas solo/a, estoy perdiendo todos los/as amigos/as,…

      Producen estados emocionales perjudiciales.

      A menudo se expresan en términos de   habría que, debería,…

     Tienden a dramatizar, muchos de ellos no tienen nada de lógica o realidad (en todo caso una quinta esencia) de sus miedos, deseos y premoniciones,…
    Producen películas imaginativas: cuando el pensamiento se convierte en imagen su efecto destructivo se multiplica.

      Son autoconfirmantes: se refuerzan ampliamente a partir de los datos de la realidad pero casi  nunca se debilitan a partir de los datos de la realidad.  Por ejemplo el paciente que acude al médico convencido de que tiene una enfermedad incurable y este le informa de que está completamente sano, a lo que el paciente responde ¡Maldición, estoy tan enfermo que ni el médico quiere decirme la verdad!

EJEMPLO

Suponga que está cuidando de un ser querido al que le acaban de diagnosticar una enfermedad gravemente incapacitante.

ACONTECIMIENTO (A): Cuidado de un ser querido

CONSECUENCIA (C) : Responsabilidad, culpabilidad.

Existen dos formas de afrontar esta situación:

ACONTECIMIENTO (A): Cuidado de un ser querido

PENSAMIENTOS NO ADECUADOS A LA REALIDAD (B):

“Nadie sabe atenderlo como yo”

CONSECUENCIA (C): Responsabilidad excesiva, frustración, culpabilidad.

Si usted se centra centramos en este tipo de pensamientos lo más probable  es que acabe con sentimientos de  frustración y desesperanza.

ACONTECIMIENTO (A): Cuidado de un ser querido

PENSAMIENTOS ADECUADOS A LA REALIDAD (B):

“Necesita mi ayuda, pero no estoy sola, otros también pueden ayudarme”

CONSECUENCIA (C): Mayor satisfacción con las tareas del cuidado y apoyo social.

La misma situación  se puede valorar de forma totalmente diferente si usted cambia los pensamientos mediadores y como consecuencia los sentimientos  son mucho más manejables.

LISTADO DE PENSAMIENTOS IRRACIONALES

Siguiendo  las teorías de Albert Ellis se pueden describir los siguientes pensamientos irracionales

1-      Pensamiento de todo o nada: sin posibilidades intermedias o matices. Ejemplo: “Como esto no me ha salido perfecto, significa que soy un completo fracaso”.

2-      Generalización excesiva: a partir de un acontecimiento aislado se obtiene una conclusión general “he tenido una ruptura sentimental,  por lo que  nunca voy a tener pareja”.

3-      Filtro mental: se centra en lo negativo de la situación sin prestar atención a lo positivo. “Me  preocupo excesivamente por no haber dado la medicación a mi mujer”,  sin  tener en cuenta que ayer estuvo usted toda la tarde pendiente de ella.

4-      Descalificar lo positivo subestimando la importancia de todo lo que resulta bien, ya que cualquiera podría haberlo hecho.

5-      Conclusiones apresuradas  a través de dos vertientes:

  • Lectura del pensamiento: la persona cree adivinar lo que los demás piensan.;  “el médico no ha puesto buena cara, eso significa que las cosas no van bien”.
  • Error del adivino:  ser capaz incluso de predecir el futuro y las consecuencias de las cosas que no  pasan más que en su imaginación; “seguro que si no estoy en casa todo el día mi marido se cae y tenemos que ir a urgencias”.

6-      Magnificación y minimización: aumentar o disminuir lo que ocurre según su propia conveniencia generalmente exagerando la importancia de las cosas negativas y quitando importancia a las positivas (también llamado error de los prismáticos).

7-      Razonamiento emocional: suponer que sus emociones  reflejan claramente lo que es la realidad, lo siento luego es verdad. Ejemplo: “Hoy me he levantado muy cansada, además me doy cuenta de que no puedo con todo lo que tengo que hacer”.

8-      Los debería o la tiranía de las normas: muchas veces se usa como auto motivación lo que ocurre es que si no es bien empleado conducen a la culpa. “No tengo derecho a salir y disfrutar, debería estar cuidando de mi marido”.

9-      Etiquetado: valoración de las personas o las cosas en su totalidad en lugar de describir el error o la parte que no le gusta en concreto. Ejemplo: “Juana no entiende mi situación es una egoísta y solo piensa en sí misma”.

10-   Personalización: asumir la responsabilidad por todo lo que ocurre en su entorno. Ejemplo: “Si no estoy lo suficientemente pendiente de mi hijo seguramente le va a pasar algo”.

BUSCANDO SOLUCIONES

1)      Lea la lista de las  10 ideas  irracionales y busque una o varias con las que se sienta identificado/a y reflexione por escrito sobre las consecuencias positivas y negativas  que estas ideas le reportan

 a.       ¿Qué sentimientos  tiene usted como consecuencia de esta idea?

 b.      ¿Cómo se siente usted cuando se deja llevar por esta idea?

 c.       ¿Cómo afecta en la relación de su pareja, amigos, hijos,…?

 2)      Busque alternativas más racionales a esta idea que le ayuden en un futuro a pensar de una forma más positiva, objetiva y por lo tanto a sentirse mejor.

Si dudas de ti mismo, estás vencido de antemano.

Henrik Johan Ibsen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: