COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » PREVENCION DE ÚLCERAS POR PRESION: CAMBIOS POSTURALES

PREVENCION DE ÚLCERAS POR PRESION: CAMBIOS POSTURALES

Imagen

El cambio es la única cosa inmutable.

Arthur Shopenhauer

Continuando con la anterior entrada en la que hablábamos de las úlceras por presión, también conocidas como escaras, procedemos en este post a detallar cómo realizar correctamente los cambios posturales para evitar su aparición, o su empeoramiento, si ya se hubiesen producido.

¿CÓMO PRACTICAR LOS CAMBIOS POSTURALES?

En pacientes encamados, deberán realizarse cambios posturales cada dos o tres horas respetando el descanso nocturno. Si la persona tolera bien la sedestación, es recomendable realizar pequeños cambios de postura cada media hora o cada hora, no debiendo permanecer más de dos horas seguidas, sentado.

Teniendo en cuenta aquéllas posturas que el paciente acepte, y no estén contraindicadas, para facilitarle el mantenimiento de la posición adoptada, así como su comodidad, y fundamentalmente para evitar la formación de escaras, es importante colaborar  colocando almohadas:

Como norma general, para hacer cambios posturales correctos, desde COCEMFE CyL pensamos que se han de tener en cuenta las siguientes consideraciones.

• Realizar una programación de los cambios y a ser posible hacer un seguimiento.
• Aprovechar la capacidad de movimiento del paciente; pedir su colaboración si es posible.
•Establecer una rotación, salvo contraindicación de alguna postura concreta, que incluya cinco posiciones; decúbito supino (boca arriba), decúbito prono (boca abajo), decúbito lateral (90º), semitumbado (135º), y sentado, de la que no se debe abusar.
• Además es importante vigilar en cada cambio la colocación de prótesis (gafas, audífonos…) y sondas (tanto vesical, como gafas nasales, como sonda nasogástrica o sueros), comprobando su permeabilidad.

DECÚBITO SUPINO (BOCA ARRIBA)

Es una postura de la que se abusa en exceso y origina, por tanto, la mayoría de las úlceras por presión. La postura correcta boca arriba, es aquélla en la que el cuello queda recto, para que la cabeza y el tronco queden a la misma altura, de manera que la cabeza, no quede levantada ni caída. Para ello usted puede colocar una almohada con la altura adecuada.

Los brazos se colocan ligeramente separados del cuerpo, con los codos estirados y las palmas de las manos mirando hacia el cuerpo o hacia arriba, con los dedos en posición fisiológica (como si agarraran un vaso).

Las piernas quedarán estiradas o con las rodillas ligeramente flexionadas. Los pies deben mantenerse en ángulo recto. Para ello se colocará un tope al final de la cama, para que la planta del pie quede apoyada y otra almohada bajo las rodillas, para que queden en semiflexión. También usted puede colocar almohadas a ambos lados de los pies para que miren hacia el techo. Para evitar la rotación del trocánter, si es preciso se colocará un rodete –o en su defecto una toalla enrollada- en la cara exterior de la pierna. Deben quedar libres de presión: talones, glúteos, zona sacro-coccígea, escápulas y codos.

Imagen

DECÚBITO PRONO (BOCA ABAJO)

Es una postura poco utilizada puesto que se tiene sensación de opresión en los pulmones y de que cuesta respirar. Esta postura está contraindicada en pacientes con lesiones torácicas, cardiacas y con respiración asistida. Se utiliza en los casos en los que hay lesión de espalda, glúteos o cualquier parte posterior del cuerpo. Los profesionales de COCEMFE CyL recomendamos incluirla en el ciclo de posturas, como otra más. Es una muy buena postura para utilizarla más de lo que se hace habitualmente, pues deja descansar las zonas más comunes de formación de escaras

Los brazos se colocan estirados a lo largo del cuerpo con la palma de la mano mirando al techo, o en cruz, con los codos doblados y palmas apoyadas en la almohada de la cabeza.

Las piernas estiradas, se pueden colocar los pies por fuera de la cama o por dentro pero con una almohada bajo los tobillos, para que queden en ángulo recto. Colocaremos además una protección (de algodón o gasas) en los pies para evitar los roces. Además colocaremos una almohada bajo la tripa, en la zona lumbar, para evitar dolores de espalda.
• Deben de quedar libres de presión: cresta iliaca, rodillas y primer dedo de los pies.

Imagen

DECÚBITO LATERAL

Es una postura que provoca mucha presión en las zonas de contacto; tobillos, rodillas y trocánter (cadera). Tendremos en cuenta a la hora de colocar a la persona:

El lado apoyado: brazo hacia delante, con el codo doblado y la mano apoyada en la almohada de la cabeza con la palma hacia arriba, o brazo estirado con la palma de la mano hacia arriba.

El lado que queda libre: brazo hacia delante, con el codo doblado y palma de la mano hacia abajo. La pierna se colocará doblada hacia delante y con el pie recto mirando hacia delante. En personas que sufran hemiplejia, dejaremos el lado afectado libre.

Para que brazos y rodillas no choquen debemos colocar una almohada en la espalda para que quede algo inclinado hacia delante y no se caiga hacia atrás. También pondremos una almohada entre las rodillas para evitar la fricción.

Imagen

DECÚBITO LATERAL 135 (SEMI TUMBADO)

• Las piernas como en si estuviese de lado.
• El tronco mas rotado hacia abajo.
• El brazo superior, flexionado apoyado en una almohada.
• La cabeza apoyada en una almohada.
• Fabulosa para el descanso nocturno.

Imagen

SEDESTACIÓN (SENTADO)

Para propiciar mayor comodidad, desde COCEMFE CyL, recomendamos que se elija un sillón adecuado, ligeramente reclinado hacia atrás. Lo mismo ocurre si se le sienta en cama.

En las piernas, alternará rodillas flexionadas y estiradas. Deberá colocar una almohadilla bajo las rodillas y otra bajo los tobillos. Coloque también un tope en la planta de los pies, para que éstos no queden caídos, evitando así, el pie equino.

La espalda debe quedar bien recta, colocando almohadas tras la zona lumbar y dorsal. Los brazos pueden quedar sobre el vientre. La cabeza queda apoyada y recta sobre una almohada.
• Provoca una elevada presión en zona glútea y sacro, por lo que no sería aconsejable utilizarla después ni antes del decúbito supino.
• Pueden utilizarse superficies para reducir la presión (no utilizar flotadores redondos con agujero por dentro).

Imagen

A modo de resumen del manejo de las UPP, recomendamos visualizar esta presentación:
http://prezi.com/rr8vhrrpmwrz/?utm_campaign=share&utm_medium=copy&rc=ex0share

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: