COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » EDUCACIÓN AUDITIVA PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

EDUCACIÓN AUDITIVA PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA

DSC_0841

“Educar es dar al cuerpo y al alma toda la belleza

y perfección de que son susceptibles”.

Platón

Esta entrada es una continuación del artículo anterior sobre discapacidad auditiva, pero centrándonos en la importancia de la intervención logopédica desde la reeducación auditiva en personas con discapacidad auditiva.

INTERVENCIÓN LOGOPÉDICA EN DISCAPACIDAD AUDITIVA

La intervención logopédica en discapacidad auditiva se caracteriza por el empleo de distintas estrategias que en la práctica se interrelacionan estrechamente y se muestran como un todo, si bien, para su análisis, hemos de separarlas a fin de lograr su mejor comprensión. Por ello se han de tener en cuenta las siguientes estrategias comunicativas con personas con problemas de audición independiente de su grado de pérdida auditiva:

  • Mantener la sincronía postural durante los turnos de habla.
  • Conceder el tiempo necesario para poder expresarse y no invadir el espacio comunicativo.
  • Ceder la palabra con facilidad y ofrecer oportunidades a dicha persona para iniciar los turnos.
  • Acoger las aportaciones de la persona con discapacidad auditiva, ampliarlas o reformularlas.
  • Hacer preguntas que posibiliten respuestas diversas.
  • Utilizar el lenguaje con variedad de funciones: plantear preguntas, expresar sentimientos, ofrecer información realizar juicios y predicciones, etc.
  • Favorecer el uso del lenguaje para referirse tanto a hechos presentes como a los pasados y futuros.

Es necesario realizar una intervención logopédica basándose en una educación auditiva, aunque el grado de pérdida sea muy elevado, ya que siempre hay restos auditivos, y siempre se puede percibir algún sonido. Por ello se debería iniciar un entrenamiento auditivo lo más precozmente posible, como parte inseparable de una intervención logopédica global.

Los argumentos de iniciar el entrenamiento desde el nacimiento hasta aproximadamente los 2 años son que en este periodo se da una mayor plasticidad cerebral. Además, en estas edades los estímulos auditivos tienen una función tanto informativa, la cual se mantiene a lo largo de toda la vida, como estructural, en el sentido de qué estas informaciones auditivas ayudan a la percepción auditiva. Otra causa para empezar la intervención de forma precoz es que se ha demostrado que gracias a la educación auditiva y con ayudas técnicas la persona con discapacidad auditiva puede mejorar la calidad de voz y relacionarse de manera más natural con su entorno.

En definitiva ayudará a paliar o disminuir la mayoría de las consecuencias de la discapacidad auditiva.

La finalidad del tratamiento auditivo radica en sensibilizar a la persona con discapacidad auditiva ante la relación de acción / sonido /significado. Como por ejemplo: golpear un plato con la cuchara: significa comer; aplaudir: significa aprobación ¡Muy bien!

Por tanto, es importante ayudar a dichas personas a identificar y diferenciar las señales sonoras para aprender a discriminar esas señales que les ofrecen información útil para desenvolverse en la vida, de aquéllas que no les aportan información necesaria.

Para ello, se precisa la participación real de las personas que conviven con personas con discapacidad auditiva, anticipando la relación de sonido y significado; para que  puedan aprender el reconocimiento de las señales acústicas del entorno, es decir, situar a la persona en la realidad sonora contando con su pérdida auditiva.

En ese sentido, habrían de tenerse en cuenta dos aspectos importantes dentro de la intervención logopédica:

  • Reconocer habla y/o silencio, es decir que la persona con pérdida auditiva aprenda a reconocer auditivamente mensajes hablados, es decir, que sea capaz de saber si alguien habla o no.
  • Reconocer su propio ruido, es decir que la persona con pérdida auditiva pueda escuchar sus propias manifestaciones acústicas, sus propios mensajes.

A partir de que se consiga que una persona con audición limitada perciba su voz y el lenguaje de su entorno estaremos potenciando su acceso a la comunicación oral.

En este proceso es necesario no olvidar la interdependencia entre habla y audición. Esto significa que si usted logra modificar su sistema perceptivo, haciéndole oír o al menos percibir somatosensorialmente la voz, su producción variará inmediatamente. Y del mismo modo si se consigue su habla se modificará su percepción. Es un proceso circular, es como un bucle (habla – audio).

Desde Cocemfe Castilla y León les proponemos que vean el siguiente vídeo, un tutorial de actividades de habilidades auditivas; y un enlace hacía una página de musicoterapia en personas sordas.

http://www.luxsolutiosordos.com/reportajes/musicoterapia/musicoterapia.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: