COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » APLICACIONES DE LA TERAPIA DEL ESPEJO

APLICACIONES DE LA TERAPIA DEL ESPEJO

94H

“Si  no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento” Viktor Frankl

Qué es la terapia del espejo

La terapia del espejo fue introducida por primera vez en 1992 por el neurólogo Ramachandran y Rogers como terapia analgésica para reducir el dolor del miembro fantasma.

Se trata de una técnica en la que el paciente debe movilizar su miembro no afecto, al mismo tiempo que se fija en el reflejo del movimiento de éste en un espejo colocado en vertical en el lado del miembro afecto, de manera que este último quede tapado. El miembro afectado queda introducido en una caja sin posibilidad de visión.

Al mirar al espejo el paciente percibe el movimiento como una acción realizada por el miembro afecto, creando la ilusión visual de que el brazo afecto se mueve con normalidad.

Esta ilusión visual del movimiento de las extremidades afectadas genera una retroalimentación positiva a la corteza motora, es decir, un feedback visual que engaña al SNC restableciendo la conexión entre la experiencia visual, la intención de movimiento y la propiocepción del miembro afecto.

La terapia de espejo permite mantener a nivel periférico el buen esquema neuromotor de las estructuras nerviosas y musculares de la raíz de los miembros afectos, ya sea tras una amputacion o tras una patología neurológica.

Esta terapia se debe emplear de forma intensiva con 15-30 minutos al día, 2-6 veces por semana y durante 5-8 semanas. Los ejercicios que se realizan son movimientos sencillos y repetitivos de las extremidades.

Es un método simple, de fácil uso y de muy poco coste económico y que además no presenta efectos secundarios. Por estas razones también es posible el autotratamiento por el paciente en su domicilio, siempre con un anterior asesoramiento y formacion del profesional.

La terapia del espejo en personas con amputaciones

Las principales causas de amputaciones son por enfermedades cardiovasculares (arteriopatías y diabetes mellitus) en un 75 a 85%, por traumatismos, por infecciones, por tumores y por defectos congénitos, siendo más frecuente en los miembros inferiores que en los superiores.

Tras una amputación el área cortical correspondiendo a la parte amputada está desaferenciada aunque sigue emitiendo eferencias nerviosas. En otras palabras, para el cerebro el miembro sigue existiendo pero los sentidos afirman lo contrario y esta incongruencia provocaría el dolor del miembro fantasma (DMF).

Se estima que el 50 o incluso 85% de los pacientes amputados sufren DMF. Suele remitir lentamente de forma natural pero no siempre desaparece totalmente.

Con la Terapia del Espejo se restablece el bucle sensitivo-motor, disminuye la reorganización cortical al restablecerse la congruencia entre propiocepción e información visual, y esto conlleva un alivio parcial o total del dolor del miembro fastasma.

Numerosos estudios han demostrado que tras la terapia se conseguía disminuir tanto la intensidad como la duración del dolor.

Además con la terapia se produce la contracción simultánea de los músculos agonistas en el miembro amputado, por lo que resulta ser un ejercicio pre-protésico muy beneficioso en la rehabilitación física.

Terapia del Espejo en Ictus

Más del 50% de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular o Ictus padecen secuelas discapacitantes en las extremidades, sobretodo en los miembros superiores, que impiden el desarrollo de las actividades de la vida diaria de forma natural. Por ello los programas destinados a la restauración de la función de las extremidades son una de las partes más importantes de la rehabilitación en este tipo de patologías.

La terapia del Espejo ofrece una posibilidad de recuperación de los miembros en pacientes afectados por Ictus, incluso es una herramienta válida en sujetos con escasa o nula actividad motora, los cuales suelen quedar excluidos del uso de otras terapias. El hecho de que se haya demostrado mejoras en la función del miembro superior parético en cualquiera de sus fases hace que sea muy importante ya que se puede aplicar en pacientes en un período crónico.

Existen numerosas pruebas que demuestran que la terapia de espejo junto con un programa de rehabilitación convencional es más beneficioso en términos de recuperación motora que un tratamiento similar sin terapia de espejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: