COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » MÉTODOS DE INTERVENCIÓN EN REHABILITACIÓN ACUÁTICA

MÉTODOS DE INTERVENCIÓN EN REHABILITACIÓN ACUÁTICA

pexels-photo-28448-large

“Nada es más suave y, al mismo tiempo, tan fuerte como el agua, que fluye firme y lentamente, con la sabiduría de tener el mismo destino del hombre: Seguir adelante.”

-Anónimo-

Después de definir en anteriores entradas al blog los beneficios de la terapia acuática, a continuación se detallan los posibles métodos de intervención que como profesionales se pueden utilizar en el medio acuático.

 CONCEPTO HALLIWICK

En 1949 el británico James McMillan desarrolla un programa específico para enseñar a nadar a niñas con parálisis cerebral en el centro Halliwick. Este programa, llamado de diez puntos, se centra en conseguir el control del cuerpo dentro del medio acuático mejorando  equilibrio, respiración y movimiento.

Después de observar los beneficios que aporta este programa,  en los años 70 se desarrolla la terapia específica en el agua (WTS, water specific therapy) manteniendo la base teórica de sus inicios pero  derivando los objetivos a aspectos más terapéuticos, pudiendo  también trabajar con personas  con diferentes patologías y ampliando el rango de edad.

Por otra parte el método Halliwick también logra una evolución y en la actualidad ya se habla del Concepto Halliwick, conocido y utilizado en gran parte del mundo.

Algunos expertos comentan la relación directa que existe entre este concepto y el concepto Bobath, denominándolo “bobath en el agua”.

Tal como se expone en El Concepto Halliwick, 2010. Comité de educación e Investigación de la asociación Internacional Halliwick (www.halliwick.org), se describe el PROGRAMA DIEZ PUNTOS:

  1. Adaptación Mental
  2. Desenganche
  3. Control de Rotación Transversal
  4. Control de Rotación Sagital
  5. Control de Rotación Longitudinal
  6. Control de Rotación Combinada
  7. Empuje
  8. Equilibrio en inmovilidad
  9. Deslizamiento en turbulencia
  10. Progresiones Simples y Movimientos Básicos de Natación

Dominando la habilidad de controlar todos los puntos del Programa de los Diez Puntos Halliwick, el “nadador” es capaz de empezar una amplia variedad de actividades en el agua. Él puede saltar, sumergirse, competir y aprender estilos de natación. En éste momento el “nadador” alcanzó su independencia en el agua.

MÉTODO DE LOS ANILLOS DE BAG RAGAZ

En el año 1960 se desarrolla en la localidad de Bag Ragaz el método de los anillos de Bag Ragaz (BRRM) por la fisioterapeuta Beatrice Egger y el ingeniero James McMillan. Por aquella época se utilizaba el método Wildbaber como tratamiento terapéutico en el agua, que consistía básicamente en ejercicios de estabilización y fortalecimiento; En los años 50, Kabat y posteriormente en los 60 Knott y Voss aportan a este método sus conocimientos sobre la técnica de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP) uniendo la terapia manual con la terapia acuática. A principios de los años 70, Egger y McMillan comienzan a realizar trabajo de investigaciones conjunta, basándose en la realización de movimientos contraresistencia en posición supina con ayuda de material de flotación en cuello, pelvis y en algunos casos en tobillos.

El método BRRM se centra en el control de las funciones corporales, se puede complementar con otros métodos terapéuticos acuáticos y es utilizado en momentos específicos de la rehabilitación. El trabajo se centra en control postural, equilibrio, coordinación, movilidad de las articulaciones, relajación muscular, normalización del tono y disminución del dolor.

CONCEPTO BOBATH

Aunque el concepto Bobath no es un método específico para trabajar en medio acuático, en los últimos tiempos se está relacionando este concepto con rehabilitación acuática existiendo formación específica al respecto.

El concepto Bobath es un enfoque interdisciplinar que se utiliza en personas con alteraciones neurológicas del sistema nervioso central. Desarrollado por Berta y Karel Bobath en los años 40, se basa en líneas generales en el estudio e intervención del tono muscular, control postural y del movimiento utilizando como herramienta principal técnicas manuales o “Handling”, proporcionando input sensoriales sobre partes del cuerpo específicas llamadas puntos clave de control.

“No se aprende un movimiento sino la sensación de movimiento”

Bertha Bobath, 1978

WATSU

La palabra Watsu proviene de la unión de water (agua) y Shiatsu (medicina alternativa manual japonesa que consiste en realizar presión con los dedos en puntos claves del cuerpo).

Técnica creada en la década de los 70 por Harold Dull, director de la escuela de Shiatsu en Napa Valley (California), cuando comienza a desarrollar ésta técnica manual dentro del medio acuático. Aunque existen pocos estudios al respecto, ya existe evidencia de mejora en personas con alteraciones neurológicas en tono y marcha (Chon, 2009).

En la actualidad esta técnica se realiza en hospitales, piscinas particulares, clínicas termales, spas por personal cualificado y con certificación propia.

TERAPIA CRANEOSACRAL EN EL AGUA

William Garner Sutherland, discípulo del padre de la osteopatía Taylor Still,  fue el descubridor del ritmo cráneo-sacral (RCS) como un sistema de regulación que se manifiesta a lo largo de todo el cuerpo. En los años 30 postuló que los huesos del cráneo estaban ensamblados por membranas que realizaban pequeños movimientos, ya que hasta ese momento se entendía al cráneo como un todo, dando origen a la osteopatía craneal.

En 1970 el osteópata Jonh Upledger profundizó sobre este tema evidenciando que existe una pulsación en  los huesos del cráneo que se irradia por la columna vertebral y el sacro.

La terapia cráneo-sacral requiere destreza y precisión para percibir las pulsaciones por parte del terapeuta por medio de una leve presión manual.

La TCS acuática es la mezcla de la Terapia cráneo-sacral y el watsu con la finalidad de liberar los bloqueos que puedan distorsionar la movilidad de la pulsación y así re-equilibrar el sistema inmunológico.

Esta técnica es complementaria con otras terapias y se recomienda como tratamiento preventivo para la mejora de la calidad del sueño y el equilibrio entre cuerpo y mente.

AICHI CLINICO

Es una técnica de relajación que se consigue mediante movimientos lentos, rítmicos y predeterminados que se denominan Katas dentro del agua.

Las Katas constan de 19 movimientos que se acompasan con ejercicios respiratorios.

La práctica de esta técnica supone una mejora en rango articular, propiocepción, marcha y calidad del sueño y una disminución del estrés, ansiedad y depresión. Diferentes estudios avalan a esta técnica en la mejora de la prevención de caídas, el equilibrio y control postural.

Para finalizar les ofrecemos una serie de páginas que pueden ser de interés en lo referente a la rehabilitación acuática y sus métodos de intervención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: