COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » EQUILIBRIO Y COORDINACIÓN: PREVENCIÓN DE CAÍDAS.

EQUILIBRIO Y COORDINACIÓN: PREVENCIÓN DE CAÍDAS.

pexels-photo-202886-large

“No son los golpes ni las caídas las que hacen fracasar al hombre; sino su falta de voluntad para levantarse y seguir adelante”

El equilibrio es la capacidad de mantener una posición determinada sin riesgo de caerse, por medio de posturas aprendidas, que mantengan el centro de gravedad dentro de los límites de estabilidad. La estabilidad es la capacidad del cuerpo de volver al estado de equilibrio, cuando se aparta de él.

Muchas de las enfermedades neuromusculares cursan con trastornos del equilibrio y de la coordinación, dificultando las actividades de la vida diaria y con ello afectando a la calidad de vida del paciente.

Como consecuencia de estas alteraciones, frecuentemente acaban en caídas desfortuitas, originando graves problemas tanto físico como psicológicos.

La mayoría de las caídas ocurren durante la realización de actividades cotidianas, al tropezar, y en menor medida se presentan durante actividades de mayor riesgo (como el subirse sobre una silla). Con esto es de considerar la importancia de la intervención de fisioterapia, tanto para la prevención como para la rehabilitación.

Se ha de destacar que las caídas dentro de las patologías geriátricas son uno de los problemas más importantes, ya que ponen en peligro la salud de los adultos mayores, siendo una de las principales causas de lesión, incapacidad e incluso muerte.

Hay varios factores que se atribuyen a padecer caídas.

  • Factores intrínsecos: la edad, enfermedades agudas y crónicas, y el uso de algunos fármacos.
  • Factores extrínsecos: las barreras arquitectónicas y condiciones que producen desestabilización como el tipo de calzado o el piso.

Dichos factores junto a la debilidad de los miembros inferiores y la falta de equilibrio, determina un riesgo para el paciente de caer.

  • Como se determina el riesgo de sufrir caídas

Se debe de realizar una revisión de la historia médica, además de realizar una valoración muscular, articular y postural del paciente. Revisar las transferencias, comprobar el equilibrio en estático y en dinámico y valorar el tipo de marcha del paciente.

Hay varias escalas que cuantifican el equilibrio y con ello valoran el riesgo de sufrir caidas: Escala de Tinetti, Timed Up and Go…

  • Como se puede intervenir

Hay diversas posibilidades de intervención tanto en el ámbito de prevención, así como en la rehabilitación del control postural y la debilidad muscular, consecuencia de la propia patología o del desacondicionamiento físico o la inmovilización prolongada y sedentarismo.

Los objetivos específicos van encaminados a mejorar la estabilidad y el control postural, a volver a crear un esquema corporal que ayude al paciente a organizarse a la hora de ejecutar acciones motoras y, por último, mejorar las reacciones de equilibrio para evitar y disminuir notablemente el riesgo de caídas.

  • La educación en la prevención de caídas en el hogar, es un punto de gran importancia, ya que muchas veces se desconoce los peligros potenciales que pudiesen generar una caída. El uso de calzado adecuado, uso de barras, alfombras antideslizantes, silla dentro del baño, dejar los pasillos libres de muebles y con buena iluminación, evitando el desorden, y el uso de barandillas en escaleras, son varios ejemplos de medidas de prevención.
  • Para mejorar fuerza, resistencia y movimiento general se pueden realizar ejercicios de resistencia progresiva con uso de pesas de tobillo y theraband, ejercicios activos libres, bicicleta estacionaria y se puede utilizar técnicas de facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP) los cuales además de permitir el fortalecimiento muscular trabaja la coordinación y la propiocepción.
  • En el entrenamiento de la marcha se debe tratar de mejorar la postura y reentrenar la realización correcta de las fases de marcha. Se puede trabajar la marcha hacia delante, hacia detrás y lateral, tanto dentro de las barras como fuera de ellas, esquivar obstáculos, marcha en superficies irregulares y el subir y bajar escaleras.

Si la inestabilidad en la marcha fuera de unas barras fuese evidente se deberá entrenar la marcha con bastón de un punto, cuatro puntos o andador según la necesidad del paciente.

  • En el entrenamiento de la coordinación y equilibrio se pueden utilizar técnicas como la ya mencionada técnica de FNP y la técnica de Frenkel. Para lograr un control postural en el equilibrio durante la marcha es necesario lograr primeramente el equilibrio estático progresando a actividades de equilibrio dinámico de lo más simple como lo es aplaudir o tirar una bola en apoyo bipodal, hasta actividades más complejas como el equilibrio monopodal, la marcha de soldado y equilibrio en superficies irregulares, tomando siempre en cuenta las patologías y las posibilidades físicas del paciente.

A continuación les compartimos algunos vídeos de interés para la prevención de caídas en personas mayores y los ejercicios de Frenkel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: