COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » LA ACTIVIDAD TERAPÉUTICA

LA ACTIVIDAD TERAPÉUTICA

pexels-photo-203127

“En cualquier actividad es preciso saber lo que se debe esperar, los medios para alcanzar el objetivo y la capacidad que tenemos para la tarea propuesta”.

Paulo Coehlo.

Si nos paramos a pensar en las actividades que realizamos en nuestro día a día veremos que son inexistentes los espacios de tiempo a los que dedicamos a no hacer nada, por lo que a la pregunta ¿Qué haces? La respuesta de “nada” no sería la más apropiada, pudiendo ser una opción “nada significante para mi persona”.

Se define como actividad propositiva aquellas tareas que realizamos con un objetivo concreto. Las actividades propositivas pueden ser o no actividades significativas, estando directamente relacionado con la motivación para llevarlas a cabo. Cuanto más significado tenga la actividad para la persona más motivada estará para poder alcanzar un alto porcentaje de éxito. Un claro ejemplo es cuando en el colegio nos mandaban estudiar para la asignatura que menos nos gustaba; Debíamos estudiar con el propósito de poder avanzar en nuestros estudios pero al no tener un significado importante para nuestra persona debíamos poner mucho más de nuestra parte y dedicarle más tiempo que a otras asignaturas que nos motivaban más.

Cuando una persona tiene una discapacidad, el mundo que le rodea y el contexto en el que se desenvuelve puede verse afectado de forma repentina o paulatinamente. Llegado el momento es necesario que  vuelva a reaprender un gran número de actividades que anteriormente realizaba. Es en este momento cuando el equipo técnico, familiares y persona con diversidad funcional deberán tomar la decisión para encontrar un equilibrio entre la recuperación de las funciones afectadas y/o la compensación mediante las funciones mantenidas pero siempre con el objetivo de mejorar su capacitación e independencia para llevar a cabo una vida lo más  autónoma posible.

Una actividad correctamente programada es una herramienta muy poderosa de trabajo, a veces como profesionales o cuidadores olvidamos contar con las opiniones e intereses de la persona con diversidad funcional centrándonos en lo que nosotros creemos importante y obteniendo como resultado poca implicación en el tratamiento, y convirtiendo a la persona en un mero espectador de su propia vida. Gracias a las actividades propositivas y con significado podemos contribuir al empoderamiento  de la persona y conseguir una adherencia al tratamiento que ayude a extrapolar los resultados obtenidos en las sesiones a su día a día.

  Las actividades propositivas forman parte de las actividades de la vida diaria y están directamente relacionadas con el desempeño ocupacional que realiza la persona.

El desempeño ocupacional se define como la habilidad para ejecutar las actividades de la vida diaria en su totalidad con el objetivo de dar respuesta  a las demandas del ambiente que nos rodea.

            En 1922 Adolf Meyer escribió en su artículo The philosophy of occupational therapy “Nuestra concepción del hombre es la de un organismo que se mantiene y se equilibra a sí mismo en el mundo real y actual, por estar en la vida activa y hacer un uso activo de la misma, por ejemplo, utilizando y viviendo e interpretando su tiempo en armonía con su propia naturaleza y la naturaleza que le rodea. Es el uso que nosotros hacemos de nosotros mismos lo que da un último sello o definición a todo nuestro ser”.

El desempeño ocupacional se encuentra presente a lo largo de todo el ciclo vital del ser humano; En la primera etapa del desarrollo se centra en el aprendizaje de las actividades de la vida diaria básicas, en infantil destaca el juego, una vez llegada la adolescencia y la madurez el desempeño ocupacional está más enfocado al trabajo y al desarrollo personal dentro de la comunidad y en la edad de jubilación y tercera edad cobra mayor importancia el esparcimiento.

Para realizar un óptimo desempeño ocupacional es importante tener en cuenta las habilidades del desempeño y los patrones de ejecución, entendiendo estos últimos como los hábitos, rutinas, roles y rituales que lleva implícito realizar una actividad.

Como conclusión a este artículo destacar la importancia del significado y la participación en las actividades que forman parte del desempeño ocupacional de una persona con diversidad funcional teniendo en cuenta sus prioridades y deseos y solicitando la colaboración activa en su recuperación.

A continuación les invitamos a visionar el cortometraje de Pixar titulado Piper, donde la motivación, el aprendizaje, los contratiempos, el contexto y la ejecución de las actividades con propósito y significado cobran vida para enfrentarnos a los retos y miedos de nuestro día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: