COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » FISIOTERAPIA EN LA INCONTINENCIA URINARIA

FISIOTERAPIA EN LA INCONTINENCIA URINARIA

pexels-photo-539706

“No hay inversión más rentable que la del conocimiento”.

                                                            Benjamín Franklin

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La IU (incontinencia urinaria), no es una enfermedad, sino un síntoma, un problema clínico importante tanto en personas sanas como enfermas.

Abarca desde la emisión involuntaria de pequeñas cantidades de orina hasta la pérdida continua fecal concomitante.

Las personas que pueden padecer IU son: niños (enuresis), mujeres en edad laboral, hombres con problema de próstata, tercera edad, pacientes neurológicos (Parkinson, EM y lesión medular)

Tipos de incontinencia:

Incontinencia urinaria aguda:

Inicio brusco, relacionada con algún tipo de enfermedad  o problema iatrogénico, remite tras resolverse la enfermedad o el problema de medicación. Se cura alrededor del 75%, aunque un mal tratamiento puede desembocar en una IU persistente.

Incontinencia persistente:

Cuando persiste más de tres semanas, hay tres tipos:

  1. Incontinencia de esfuerzo: se produce por debilidad de los músculos del suelo pélvico, pérdida involuntaria de orina relacionada con maniobras físicas ( tos, risa, estornudo, correr…)
  2. Incontinencia de urgencia: la más frecuente en el anciano, perdida de orina asociada al deseo de orinar, se es incapaz de retrasar la micción, no da tiempo a llegar al WC.
  3. Incontinencia mixta: combinación de las dos anteriores.

Tratamiento:

Existen diferentes tratamientos:

  • Médico
  • Farmacológico
  • Quirúrgico
  • Fisioterapéutico

Importancia de la fisioterapia en la IU:

Es importante seguir un tratamiento de fisioterapia dentro de la IU, de esta manera evitaremos una serie de complicaciones, como pueden ser: prolapsos, disfunciones sexuales, disfunciones intestinales o infecciones urinarias.

También evitaremos futuras repercusiones dentro de la salud, sobre el bienestar psicológico (vergüenza, aislamiento…) incluso costes económicos como uso de pañales, lavandería…

Dentro de la Fisioterapia, realizaremos una valoración, una historia clínica (tipo de incontinencia, síntomas, dificultades…), y valoraremos los músculos del suelo pélvico.

Los objetivos principales son la reeducación y el fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico para mejorar su función.

Primero explicaremos en que consiste el suelo pélvico.

Diferentes técnicas dentro de la fisioterapia para la IU:

Técnicas de control de la vejiga, bien sea mediante ejercicios de distracción, horario concreto para ir al baño…

Biofeedback: técnica que ayuda a ejercitar los músculos pélvicos, mediante un sensor de presión de un solo uso, se introduce en la vejiga y un electrodo será colocado en el abdomen, dará como resultado las señales eléctricas generadas por la contracción de los músculos, lo que permite aprender cómo fortalecer los músculos de manera más eficaz.

Electroestimulación: permite el fortalecimiento electrónico de los grupos musculares, puede ser de alta frecuencia o muy baja intensidad, de acuerdo con la tolerancia de la persona.

Gimnasia abdominal hipopresiva: para fortalecer la musculatura profunda e involuntaria (más indicado para IU  de esfuerzo).

Cinesiterapia resistida: pediremos contracción de la musculatura, primero trabajaremos sentados y posteriormente de pie.

Ejercicios de Kegel: sirven para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Antes de realizar esta serie de ejercicios deberemos saber localizar bien la musculatura, una prueba por ejemplo es el intentar cortar la orina cuando vas al baño, solo como prueba nunca como ejercicio. Para realizar bien los ejercicios deberemos tener una postura correcta, una respiración adecuada y acompañada, así como descansos en cada serie. El fisioterapeuta irá explicando cada tipo de ejercicio y como realizarlo.

Técnica de conos vaginales: aumentan el tono y la fuerza de la musculatura del suelo pélvico. Dos fases la pasiva (introducir en el interior de la vagina el cono más pesado que seamos capaces de sujetar en la postura de bipedestación y andar con él durante 15min, y la fase activa (aquí si contraeremos la musculatura de forma voluntaria, haremos varias repeticiones.

Medidas preventivas:

La IU no se produce de forma súbita, sino que es precedida por una serie de señales que indican la futura aparición, como por ejemplo ir al baño pocas o muchas veces al día, no ser capaz de parar de orinar una vez que se ha empezado, incapacidad de esperar unos minutos cuando se tiene deseo de orinar…

Ante un signo o síntoma de poder padecer IU, lo mejor es ponerse en manos de un profesional.

Para finalizar les compartimos este pequeño  vídeo sobre IU.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: