COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

Inicio » Autocuidado » FISIOTERAPIA EN LA DEMENCIA

FISIOTERAPIA EN LA DEMENCIA

pexels-photo-185661

” La vejez empieza cuando se pierde la curiosidad”

José Saramago

¿Qué es la demencia?

La demencia no es una enfermedad específica. Es un término general que describe una amplia variedad de síntomas relacionados con el deterioro de la memoria u otras capacidades de razonamiento, que es lo suficientemente grave como para reducir la capacidad de una persona para realizar las actividades cotidianas

Hay varios tipos de demencias:

Demencias neurodegenerativas primarias: en estas demencias encontramos el Alzheimer, con cuerpos de Lewy, y la degeneración lobular fronto-temporal.

Demencias secundarias: demencia vascular y la posterior a ictus o derrames cerebrales.

Demencias combinadas o mixtas: donde se mezclan tanto los factores neurodegenerativos y vasculares.

Sabemos que son procesos irreversibles, pero eso no quiere decir que no merezcan mantenerse el mayor tiempo posible en una buena condición física, evitando otras condiciones que desmejoren su salud.

¿Para qué hacer Fisioterapia?

La fisioterapia en las demencias busca prevenir la inmovilización del paciente y reducir los síntomas de los trastornos motores que se puedan presentar.

Se busca mantener las funciones motrices el mayor tiempo posible, pues el tiempo de inmovilidad prolongado produce complicaciones en el aparato locomotor, circulatorio, aparato excretor, respiratorio y el trofismo.

Está probado que la actividad física aporta beneficios en aquellos pacientes con pérdida de memoria  y con desorientación espacial.

Tras una previa valoración, el fisioterapeuta pautará los ejercicios, la intensidad y la frecuencia correcta para caso, ya sea a través de la movilización activa, como la pasiva, dependiendo de la situación de cada persona.

Siempre realizaremos descansos, y recomendaremos un mínimo de 30minutos al menos tres veces en semana, buscando ejercicios simples, que creen una rutina.

Objetivos de la fisioterapia en la demencia

  • Mantenimiento de la capacidad cardio-respiratoria.
  • Mantener el esquema corporal.
  • Regular el tono muscular (aumentarlo si la persona tiene hipotonía, o disminuirlo si tiene hipertonía).
  • Mejorar el equilibrio durante la marcha.
  • Mantenimiento de la movilidad articular.
  • Potenciación de la fuerza muscular.
  • Aumento de la confianza en ellos mismos
  • Mantenimiento de la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria.
  • Aumento de la calidad de vida.
  • Mantenimiento de la capacidad de desplazarse y relacionarse socialmente.

En conclusión, la fisioterapia se sirve del movimiento, el ejercicio y de medios físicos para lograr la rehabilitación y la mejora, así como para mantener la autonomía del enfermo el mayor tiempo posible, por lo que se incrementa el confort y la calidad de vida del paciente y su familia.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: