COCEMFE CASTILLA Y LEÓN : CUID@2

TÉCNICAS PARA MODIFICAR CONDUCTAS

pexels-photo-472494

” La educación es el arma más poderosa

para cambiar el mundo”.

Nelson Mandela

¿QUE TÉCNICAS PODEMOS USAR PARA MODIFICAR LA CONDUCTA?

En el artículo anterior vimos una serie de principios básicos que pueden servir de guía a la hora de plantearnos la modificación de determinados comportamientos,  en esta entrada   describiremos una serie de técnicas aplicables para conseguir los cambios de conducta deseados.

  • Refuerzo positivo.

 Consiste en reforzar al niño siempre que responda con arreglo a la conducta esperada o deseada. Se pueden emplear varias modalidades: de razón fija, razón variable, intervalo fijo e intervalo variable.

En la razón fija, cada determinado número de veces que el niño lleva a cabo la conducta objetivo, es reforzado con un premio o estímulo.  Este programa es poco eficaz ya que si  acostumbramos  a la persona a darle un   refuerzo cada vez que lo consiga, el dia que  se retire el  premio, la persona dejara de hacerlo.

En la razón variable se modifica la frecuencia de los premios, de manera que el niño no sepa cuándo va a obtenerlo: puede ser si lo consigue primero 5 veces y luego 10,… Este tipo de programa de reforzamiento hace que la conducta que queremos conseguir se instaure mejor ya que  la persona no sabe cuando va a obtener el  premio.

En el intervalo fijo el niño es reforzado siempre que actúe bien durante un espacio de tiempo previa mente establecido. Aquí lo que importa es el tiempo  previamente establecido, no el número de respuestas que queremos conseguir. Este programa se usa muy poco.

En el intervalo variable, el niño es reforzado siempre que realice la conducta deseada a espacios de tiempo diferentes y previamente establecidos, de modo que no sabe cuándo se producirá el refuerzo.

  • Refuerzo negativo.

 Mediante esta técnica, siempre que el niño responda con la conducta deseada, se le refuerza negativamente, suprimiéndole algo que tenía y que para él era desagradable. Se consigue una mayor eficacia del refuerzo negativo aplicándolo de manera continua y permanente.  Por ejemplo se puede plantear… “si acabas las tareas en la hora que teníamos  previsto, no tendrás que recoger la mesa”

  Cuando el niño lleva a cabo una conducta inadecuada se le proporciona un castigo, se puede hacer de dos formas:

  • Aplicarle algo que para él es molesto (por ejemplo echarle una reprimenda)
  • Eliminar algo grato (por ejemplo quedarle sin salir)

La eficacia del castigo es mayor cuando se aplica de modo intermitente. Es una técnica poco recomendada por los efectos emocionales que puede producir. En todo caso es necesario  que vaya acompañado de una conducta  alternativa que pretendemos enseñar.

Técnica en la que el propio niño se marca objetivos en relación con su conducta y lleva a efecto la observación de la misma, pudiendo proporcionarse refuerzo a sí mismo en caso positivo o auto castigarse en el supuesto contrario. Esta técnica puede considerar la posibilidad de que el propio alumno autorregule su tratamiento o invente las técnicas a aplicarse a sí mismo.

En el siguiente vídeo podemos ver los beneficios del trabajo  del autocontrol con niños

  • Extinción.

Una conducta que es ignorada siempre que se produce, llega a extinguirse paulatinamente. Esto acontece como consecuencia de no recibir refuerzo y perder fuerza al no presentar interés para el niño. En ambientes educativos y familiares es una técnica muy apropiada y eficaz, aunque no es tan rápida como el castigo o el refuerzo positivo para provocar el cambio.

  • Autosugestión.

 Con esta técnica, el niño se propone o intenta convencerse de la posibilidad de alcanzar ciertos logros. Esta sugestión le proporciona seguridad y confianza, facilitando la consecución de sus objetivos.

  • Racionalización.

 Consiste en hacer razonar al niño sobre la situación a la que se encuentra abocado si persiste en su conducta. Se le hacen ver las posibles consecuencias y perjuicios, tratando de que esta reflexión le provoque el deseo de cambio.

¿COMO CONSEGUIR DISCIPLINA EN LOS NIÑOS?

 Decimos que disciplinamos a los niños cuando les enseñamos a comportarse. Para que pongan algo en práctica debemos previamente darles instrucciones. Nos convertimos en modelo de comportamiento para ellos. Les señalamos aquello que están haciendo correctamente. Les indicamos lo que hacen bien y lo que no hacen bien. Disciplina es ignorar cuando un niño intenta interrumpir una conversación y también prestarle atención después de que haya esperado su turno con paciencia. Debemos examinar metas y necesidades del niño para saber lo que se puede esperar. Se debe hacer lo posible por ser constante y consecuente, diciendo lo que se piensa y pensando lo que se dice, y mantenerse firme en ello.

Las técnicas básicas para educar se deben comprender a fondo antes de empezar a aplicarlas para llegar a ser padres seguros y eficaces, para que el niño tenga la buena conducta que el padre desea.

IMPORTANCIA DE LOS ELOGIOS 

Los padres se afanan en educar y cuidar de sus hijos que es probable que  piensen que la buena conducta está garantizada. Cuando todo va mal es fácil sacar a relucir otras malas conductas. Les criticamos y acabamos sintiéndonos mal.  La crítica constante combinada con pocos elogios da otros resultados. El niño requiere la atención del padre y la conseguirá como sea. Si el modo de enfocarlo es negativo, entonces el niño usará medios negativos para llegar a sus padres. Si éstos se concentran en los hechos positivos. se conseguirá una mejor conducta como respuesta porque de este modo el niño obtendrá más atención. Si no se está acostumbrado a elogiar al niño, puede resultar difícil al principio. Pero cuanto más se aplique más natural y fácil será. En seguida se comprobará que los elogios son una influencia tan poderosa que sólo con unos pocos se puede lograr una nueva conducta y con un poco menos se mantendrá el cambio.

A veces los padres temen que los niños se acostumbren a depender de los elogios. Es posible que los elogios indiscriminados provoquen problemas con un niño inseguro o que siempre haya sido el centro de atención. Pero se sabe por experiencia que son más los niños que no reciben bastantes elogios que los que reciben demasiados, y se sabe que los elogios pueden hacer milagros. Si se usan estas directrices al aplicarlos, se comprobará muy pronto que el elogio es una técnica de disciplina netamente eficaz.

  • Elogiar el comportamiento y no la personalidad la personalidad es más resistente a los cambios. Si se centran los esfuerzos en la conducta, es mucho más probable que se pueda llegar a la meta propuesta. No se debe decir, «Eres una niña buena!» que conlleva el mensaje de que el objetivo es ser bueno siempre, lo cual es una expectativa imposible de cumplir. En lugar de esto se debe decir <<Me gusta cómo has hablado a la abuela>>.
  • Usar elogios concretos cuanto más concreto sea el elogio, mejor comprenderá el niño qué es lo que hace bien y será más probable que lo repita.
  • Elogiar los adelantosse debe empezar a elogiar cada pequeño paso dado hacia la conducta deseada, procurando atrapar al niño en un buen comportamiento. Supongamos que le ha dicho al niño que tiene que recoger sus juguetes cuando haya terminado de jugar con ellos, aunque nunca lo haya hecho antes. Elogie cada progreso, por pequeño que sea. Al principio se le elogiará por recoger un juguete aunque los demás sigan en el suelo. Se podría decir: «Está muy bien que recojas tu camión y lo pongas en la caja de juguetes. Te voy a ayudar a que recojas los demás». La próxima vez, se le puede elogiar por recoger dos juguetes, etc.
  • Elogiar inmediatamente los elogios son más eficaces, especialmente en niños muy pequeños cuando se producen pronto.

IMPORTANCIA DE  IGNORAR DETERMINADOS COMPORTAMIENTOS

 Puede que al aplicar esta técnica le parezca que no está haciendo nada en absoluto para cambiar las cosas, pero comprobará cómo al ignorar sistemáticamente ciertos comportamientos, y actuando como si no existieran, se consiguen resultados asombrosos Si se puede ignorar el comportamiento irritante cada vez que se produzca, el niño dejará de actuar de ese modo, pues no obtiene los resultados que busca.

Claves para aplicarlo de forma adecuada

  •  Decidir lo que se puede y lo que no se puede ignorar: la ignorancia es particularmente eficaz en conductas que han sido previamente alimentadas por la atención del padre y no funcionará bien con aquellas conductas que sean normales a ciertas edades o en etapas de desarrollo. La mayoría de los niños de dos o tres años hacen rabietas, y por mucho que se ignoren, es poco realista esperar que desaparezcan. No obstante. la ignorancia sistemática de las primeras rabietas reducirá su persistencia más tarde.
  • No prestar atención al comportamiento indeseado no se debe reaccionar al comportamiento indeseado de ninguna manera, verbal o no verbal. No hay que decir nada al respecto. No se debe mirar al niño cuando esté actuando. No hay que mostrar ninguna expresión facial o hacer gestos como reacción a ello
  • Esperar que los comportamientos empeoren antes de mejorar cuando se empieza ignorando una mala conducta, el niño hará todo lo que pueda para atraer una atención a la que está acostumbrado. Incrementará la intensidad, volumen y frecuencia de sus actos hasta saber que obtendrá respuesta. Pero no hay que abandonar.. En el espacio de pocos días, se podrá comprobar cuándo la conducta se intensifica y cuándo va disminuyendo.
  • Reforzar las conductas deseables se puede activar la extinción de las conductas indeseables reforzando las buenas conductas con elogios y recompensas.

 

 

 

 

 

Anuncios

MODIFICAR CONDUCTAS INADECUADAS EN NIÑOS/AS.

pexels-photo-199945

” No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación” Confucio.

Son muchas las ocasiones en las que acudimos a los profesionales para abordar determinados problemas de conducta; a la hora de plantearnos la modificación de ciertos comportamientos que no nos gustan o son inadecuados es necesario, en primer lugar, tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es importante centrarse en sus problemas de conducta, no en su persona, y en conseguir mejorar su actitud en todos los entornos. No se trata de decirle “Eres un vago” sino más bien “Hoy no has dedicado suficiente tiempo a tus tareas”
  • Los niños imitan el comportamiento de los adultos, por lo que para conseguir un comportamiento adecuado, nosotros debemos ser un ejemplo para él.

Recuerde que los niños no hacen lo que nosotros decimos sino lo que nosotros hacemos.

https://www.youtube.com/watch?v=tYBaecnjt-4

  • Concretar el comportamiento: resumir lo que el niño debería de hacer preferentemente en términos positivos: “Céntrate en tu trabajo, acaba tus deberes y permanece en tu sitio”. Dando estas instrucciones con voz firme y sosegada, es mucho más efectivo que decir simplemente “Estate quieto”.
  • Enseñar soluciones alternativas a los conflictos: trabajar distintos tipos de pensamiento (ponerse en el lugar del otro, consecuencias y causas de una conducta,…), manteniendo charlas individuales con el niño, conversando sosegadamente, con una relación cordial sin intimidación.

  • Los elogios por los avances del chico deben de ser concretos, adecuados e inmediatos. Lo que aumenta la probabilidad de que esta conducta se interiorice y generalice. De nada nos sirve dar un premio o un elogio si el que lo recibe puede asociarlo a una conducta concreta.
  • A la hora de aplicar los castigos, se debe tener en cuenta:
  • Si se usa el castigo demasiado a menudo, el chico se habitúa y deja de ser eficaz
  • Castigar tan pronto como sea posible después de la mala conducta.
  • No hay que amenazar con castigarle y luego no seguir adelante, pues la próxima vez no nos tomará en serio.
  • La falta de consistencia y las amenazas vanas conducen a la mala conducta que se convierte en más firme y resistente al cambio.
  • Tener siempre en cuenta que el castigo continuado produce saciación, con lo que deja de ser eficaz.
  • Los castigos a que nos referimos aquí se tratan de las pérdidas de refuerzos, como la pérdida de gratificaciones, responsabilidades, actividades preferidas,…Entre los reforzadores que podemos utilizar están los sociales (elogios,…), materiales (juguetes, golosinas…), actividades (ver TV,…) O fichas. El refuerzo puede emplearse para afianzar conductas y actitudes que se estén trabajando con el niño.
  • Hay que tener en cuenta el importante papel de la atención , en la mayoría de ocasiones prestar atención a un niño puede convertirse en un fuerte reforzador. Debemos tener cuidado en el uso involuntario de algunos reforzadores, como las reprimendas. Un modo eficaz de eliminar comportamientos específicos (malas miradas, hablar sin permiso,…) es simplemente ignorarlos. Ignorar el comportamiento consiste en no hacer el mínimo caso a conductas que desagradan y al mismo tiempo prestar atención y hacer comentarios de las conductas positivas que agradan.

El siguiente video ilustra de manera especialmente cómica en que consiste una retirada de atención.

  • Es importante tener en cuenta la importancia de un ambiente relajado y tranquilo, ya que los entornos tensos, alborotados y desestructurados aumentan la tensión del niño.

 

NEUROPLASTICIDAD Y LOGOPEDIA

 

pexels-photo-278941

“Aprendió tanto de sus errores que cuando

 tropezaba, en lugar de caer, volaba”

                                                 Alex Rovira.

 

La neuroplasticidad, según la Organización Mundial de la Salud (1982) es la capacidad de las células del sistema nervioso para regenerarse anatómica y/o funcionalmente, después de estar sujetas a influencias patológicas ambientales o del desarrollo, incluyendo traumatismos y enfermedades.

El sistema nervio central fue considerado como una estructura inmutable e irreparable desde el punto de vista funcional y anatómico. Hoy en día estas concepciones han cambiado y las nuevas doctrinas solo pueden ser entendidas a través de una adecuada comprensión del concepto de neuroplasticidad. Esta plasticidad se observa de manera especial en las posibilidades de recuperación que expresa un organismo en casos de privación o daños significativos.

Al abordar la neuroplasticidad no solo debemos referirnos a la recuperación de funciones perdidas sino a la posibilidad de mejorar u optimizar el rendimiento y las capacidades a través de la estimulación.

Gracias a la neuroplasticidad, los logopedas podemos actuar sobre las personas que sufren un daño cerebral afectando al habla, lenguaje, escritura, lectura, deglución, y conseguir cambios positivos en las dichas funciones dañadas.

El objetivo de este artículo, es resaltar la importancia de aunar el campo de la Intervención logopédica con un enfoque neurorrehabilitador basado en la habilidad plástica del cerebro.

La importancia de la hablar sobre la neuroplasticidad es que el cerebro es capaz de remodelarse para adaptarse tras una lesión, especialmente si se le ayuda con técnicas de estimulación, logopédicas o de otro tipo.

Aunque todavía no se conoce todo sobre de las capacidades del sistema nervioso y sus posibilidades regenerativas, la intervención logopédica cuenta con técnicas que pueden ayudar al paciente con afectación del lenguaje por daño cerebral.

Un reto para quienes estudiamos la neurorrehabilitación es encontrar maneras de estimular el desarrollo de respuestas plásticas en el cerebro para lograr la mejor compensación posible.

Tres ejemplos comunes de la recuperación funcional después de un ictus son: la rehabilitación del movimiento,  la recuperación del lenguaje y la recuperación de la deglución.

La figura del logopeda como rehabilitador de las habilidades lingüísticas para la comunicación y de la deglución, presenta la responsabilidad de contribuir al desarrollo de esas respuestas plásticas en el cerebro con el fin de conseguir una mejoría máxima en cada paciente.

La plasticidad cerebral es básica en la recuperación de los déficits neurológicos tras un daño cerebral. Después de sufrir un episodio con estas características, tienen lugar procesos de reorganización y remodelado cerebral cuya finalidad es adaptar al cerebro a la nueva situación de necesidad creada como consecuencia del déficit funcional que afecta a la persona.

La visión del cerebro como un órgano capaz de remodelarse y ser remodelado, permite a la comunidad científica albergar la esperanza de lograr algún día la total recuperación de las funciones perdidas tras una lesión cerebral hoy irreversible.

El logopeda es un profesional capaz de estimular la capacidad neuroplástica que requieren los pacientes afectados de daño cerebral. Aquellos que puedan beneficiarse de acudir a sesión, tendrán más posibilidades de recuperar los déficits que presenten.

Es fundamental estimular el cerebro con actividades que favorezcan la plasticidad cerebral para propiciar una red neuronal fuerte y un mayor número de sinapsis entre las neuronas, de tal modo que si se sufre algún tipo de daño, las posibilidades de recuperación sean más probables.

Una intervención logopédica para que se logren los objetivos de forma eficaz debe estar sustentada en los siguientes DIEZ principios que respetan y activan la neuroplasticidad:

  • Use it or lose it: No usar la actividad cerebral ( la función dañada) disminuye la representación cortical
  • Use it and improve it: Aumentar la actividad biológica, aumenta competencia.
  • Specificity: Activar y refinar la función específica obtiene resultados óptimos.
  • Repettion matters: Se requiere suficiente repetición. Repetir es clave.
  • Intensity matters: La intensidad de la estimulación o del ejercicio no es linear, es creciente.
  • Time matters: La reparación o la compensación depende del tiempo.
  • Salience matters: El entrenamiento debe ser relevante.
  • Age matters: La plasticidad ocurre durante toda la vida y decrece con la edad.
  • Transference: Se potencia el aprendizaje de otras habilidades.
  • Interference: La reorganización de la corteza se benéfica por los parámetros de compensación.

Para concluir este artículo, les invitamos a ver los siguientes enlaces para saber más sobre la neuroplasticidad.

https://www.youtube.com/watch?v=vFXLqbbnz-Q : LA PLASTICIDAD DEL CEREBRO (documental sobre la neuroplasticidad)

https://www.youtube.com/watch?v=bfbpj3X_MmE&t=262s : Movimiento: Lenguaje codificado  – Neuroplasticidad – Joaquin Farias – TEDxNapoli

RETRASO PSICOMOTOR EN PEDIATRÍA

pexels-photo-422150

“Donde una puerta se cierra, otra se abre”

Miguel de Cervantes.

En la actualidad se está incrementando el número de niños o bebes que acuden a fisioterapia porque les han diagnosticado de retraso psicomotor, con la correspondiente necesidad de información y asesoramiento por parte de las familias, así también existen importantes dudas e ideas erróneas sobre este tema que dificultan que los padres acudan a consulta con el consiguiente retraso en el diagnóstico temprano.

El retraso psicomotor sucede cuando un niño no adquiere, o adquiere con grandes dificultades, las habilidades motrices dentro de un periodo de tiempo establecido en el desarrollo psicomotor normal.

El desarrollo psicomotor normal es muy difícil de establecer ya que en cada niño es distinto, ya que depende de muchos factores, como de sus características propias y de su entorno (motivación, estimulación…).  Aun así se han marcado unos periodos de tiempo comunes que sirven como periodos orientativos.

Lo más importante cuando empiezan a aparecer síntomas o sospechas es realizar un buen diagnóstico, diferenciando si el niño presenta una alteración del desarrollo, un verdadero retraso psicomotor o simplemente una lentitud en la adquisición de habilidades, y realizarlo lo más precozmente para ajustar el tratamiento a cada niño.

Los síntomas o sospechas suelen aparecer antes de los 3 años de edad, y en multitud de casos no solo aparecen con trastornos motores sino que además aparecen trastornos en las habilidades  para jugar, comunicarse, solucionar problemas y habilidades sociales.

A continuación os reflejamos los Signos de Alarma más típicos:

0-3 MESES
Postura asimétrica
Ausencia sonrisa social
Llanto persistente
Irritabilidad contínua
Escasa/ breve sonrisa social

3-6 MESES
No mantiene la cabeza estable
No explora el entorno
No utiliza las manos
Persistencia Reflejo Moro a los 6 meses

6-9 MESES
No hay sedestación estable
No voltea sobre sí mismo
Falta de interés del entorno
Pasividad excesiva
Falta interacción con un adulto

9-12 MESES
No se pone de pie apoyándose
No se interesa por desplazarse o moverse
No hace sonidos vocálicos
Pasividad, irritabilidad
No reclama al adulto

18-24 MESES
No camina de forma autónoma o estable
No se levanta del suelo
No chuta una pelota o construye torres
No imita garabatos, dibujos o trazos
Autolesión o agresividad

2-3 AÑOS
No salta
Se apoya para levantarse
No se viste o come solo
No mantiene un diálogo
Dispersión

Tras el diagnóstico se efectúa una intervención terapéutica, llevada a cabo por Atención Temprana en los equipos del Centro base de la Gerencia de Servicios Sociales dependientes en el caso de nuestra comunidad de la Consejería de familia e igualdad de oportunidades de la Junta de Castilla y León;

Esta intervención comprende las edades desde los 0 a los 6 años, y está prestada por un equipo interdisciplinar (Logopedas, Fisioterapeutas…) que abarca las diferentes áreas de tratamiento.

Desde la disciplina Fisioterapia, todo tratamiento en estos casos va enfocado a obtener el mayor grado de autonomía y funcionalidad posible, mejorando las habilidades propias motoras junto con otras capacidades (coordinación, fuerza, equilibrio) e integrando a nivel sensorial y cognitivo. Además el asesoramiento y el apoyo a la familia forma parte del tratamiento, haciéndoles participes de la intervención.

Es importante destacar que aunque el servicio de Atención Temprana proceda a dar el alta a partir de los 6 años, los padres habrían de informarse para continuar con los tratamientos si fuera conveniente y asesorarse de las distintas opciones posibles de intervención.

https://www.youtube.com/watch?v=R6o88NPxAL0&t=145s

 

 

REHABILITACIÓN A TRAVÉS DE ROBOTS

pexels-photo-266583.jpeg

“Aquel que tiene un porqué para vivir

se puede enfrentar a todos los cómos”

(Friedrich Nietzsche)

 

La utilización de robots para la rehabilitación se encuentra en fases iniciales, y se está aplicando a diversas patologías neurológicas. Actualmente destacan dos tipos de terapia rehabilitadoras asistidas por robots, una de ellas es la rehabilitación motora de extremidades superiores , y la otra la rehabilitación de la marcha.

Se puede definir robots como un dispositivo electrónico y generalmente mecánico que desempeña tareas automáticamente, ya sea de acuerdo a supervisión humana directa, o a través de un programa predefinido o siguiendo un conjunto de reglas generales.

El empleo de los robots mejora la función motora de pacientes neurológicos, a través de  repetición de los ejercicios…También facilita la medición de la evolución del proceso rehabilitador, pudiendo desarrollar un tratamiento individualizado y personalizado. El sistema interactúa con el usuario mediante juegos de realidad virtual para hacer los ejercicios del brazo y la mano más motivantes.

La terapia asistida mediante robots se suele utilizar para patologías neurológicas como ictus, esclerosis múltiple, lesión medular, parálisis cerebral…Se pretende mejorar el tono muscular, el funcionamiento de las articulaciones, y la coordinación neuromotriz.

Existen tres tipos de dispositivos en función del tipo de apoyo que prestan a la persona:

  • Pasivos: estabilizan las articulaciones
  • Activos: cuando el robot mueve la extremidad
  • Interactivos: mezcla de los dos anteriores

A continuación se muestran algunos ejemplos de robots utilizados para la rehabilitación:

  • Amadeo: robot para la rehabilitación de la mano y el brazo que ofrece la posibilidad de trabajar específicamente con cada uno de los dedos.

  • Pablo: robot electrónico que mide las fuerzas en flexión y extensión en diferentes tipos de agarre y pinzas. El dispositivo también mide el rango de movimiento de varias articulaciones.

LA ACTIVIDAD TERAPÉUTICA

pexels-photo-203127

“En cualquier actividad es preciso saber lo que se debe esperar, los medios para alcanzar el objetivo y la capacidad que tenemos para la tarea propuesta”.

Paulo Coehlo.

Si nos paramos a pensar en las actividades que realizamos en nuestro día a día veremos que son inexistentes los espacios de tiempo a los que dedicamos a no hacer nada, por lo que a la pregunta ¿Qué haces? La respuesta de “nada” no sería la más apropiada, pudiendo ser una opción “nada significante para mi persona”.

Se define como actividad propositiva aquellas tareas que realizamos con un objetivo concreto. Las actividades propositivas pueden ser o no actividades significativas, estando directamente relacionado con la motivación para llevarlas a cabo. Cuanto más significado tenga la actividad para la persona más motivada estará para poder alcanzar un alto porcentaje de éxito. Un claro ejemplo es cuando en el colegio nos mandaban estudiar para la asignatura que menos nos gustaba; Debíamos estudiar con el propósito de poder avanzar en nuestros estudios pero al no tener un significado importante para nuestra persona debíamos poner mucho más de nuestra parte y dedicarle más tiempo que a otras asignaturas que nos motivaban más.

Cuando una persona tiene una discapacidad, el mundo que le rodea y el contexto en el que se desenvuelve puede verse afectado de forma repentina o paulatinamente. Llegado el momento es necesario que  vuelva a reaprender un gran número de actividades que anteriormente realizaba. Es en este momento cuando el equipo técnico, familiares y persona con diversidad funcional deberán tomar la decisión para encontrar un equilibrio entre la recuperación de las funciones afectadas y/o la compensación mediante las funciones mantenidas pero siempre con el objetivo de mejorar su capacitación e independencia para llevar a cabo una vida lo más  autónoma posible.

Una actividad correctamente programada es una herramienta muy poderosa de trabajo, a veces como profesionales o cuidadores olvidamos contar con las opiniones e intereses de la persona con diversidad funcional centrándonos en lo que nosotros creemos importante y obteniendo como resultado poca implicación en el tratamiento, y convirtiendo a la persona en un mero espectador de su propia vida. Gracias a las actividades propositivas y con significado podemos contribuir al empoderamiento  de la persona y conseguir una adherencia al tratamiento que ayude a extrapolar los resultados obtenidos en las sesiones a su día a día.

  Las actividades propositivas forman parte de las actividades de la vida diaria y están directamente relacionadas con el desempeño ocupacional que realiza la persona.

El desempeño ocupacional se define como la habilidad para ejecutar las actividades de la vida diaria en su totalidad con el objetivo de dar respuesta  a las demandas del ambiente que nos rodea.

            En 1922 Adolf Meyer escribió en su artículo The philosophy of occupational therapy “Nuestra concepción del hombre es la de un organismo que se mantiene y se equilibra a sí mismo en el mundo real y actual, por estar en la vida activa y hacer un uso activo de la misma, por ejemplo, utilizando y viviendo e interpretando su tiempo en armonía con su propia naturaleza y la naturaleza que le rodea. Es el uso que nosotros hacemos de nosotros mismos lo que da un último sello o definición a todo nuestro ser”.

El desempeño ocupacional se encuentra presente a lo largo de todo el ciclo vital del ser humano; En la primera etapa del desarrollo se centra en el aprendizaje de las actividades de la vida diaria básicas, en infantil destaca el juego, una vez llegada la adolescencia y la madurez el desempeño ocupacional está más enfocado al trabajo y al desarrollo personal dentro de la comunidad y en la edad de jubilación y tercera edad cobra mayor importancia el esparcimiento.

Para realizar un óptimo desempeño ocupacional es importante tener en cuenta las habilidades del desempeño y los patrones de ejecución, entendiendo estos últimos como los hábitos, rutinas, roles y rituales que lleva implícito realizar una actividad.

Como conclusión a este artículo destacar la importancia del significado y la participación en las actividades que forman parte del desempeño ocupacional de una persona con diversidad funcional teniendo en cuenta sus prioridades y deseos y solicitando la colaboración activa en su recuperación.

A continuación les invitamos a visionar el cortometraje de Pixar titulado Piper, donde la motivación, el aprendizaje, los contratiempos, el contexto y la ejecución de las actividades con propósito y significado cobran vida para enfrentarnos a los retos y miedos de nuestro día a día.

TERAPIA OCUPACIONAL

pexels-photo-147477

“La ocupación es el mejor médico de la naturaleza y es esencial para la felicidad humana”

                                      “Galena”

La terapia ocupacional es una disciplina joven en muchos aspectos, pero desde la Antigüedad existe un notable número de referencias en la literatura de las ciencias de la salud y en los comienzos de la neurología y la psiquiatría, que nos acercan a los orígenes y a los principales fundamentos que hoy en día mueven esta profesión.

En 1409 en Valencia se funda el primer hospital para enfermedades mentales de Europa, el Hospital de Santa María de los Santos Mártires Inocentes. El enfoque de este nuevo hospital es revolucionario para su época; allí se trataba a ‘inocentes, orates, débiles de juicio o discreción, ignoscentes, alienados, insanos o dementes’ con el fin de conseguir su reinserción social. Hasta finales de 1700 cuando el resto de Europa se contagie de esta novedosa orientación de la asistencia a los enfermos comprensiva y amable, con la aparición del Tratamiento moral de Philippe Pinel.

En este hospital de Valencia a los pacientes se les retiran sus cadenas y se crea el primer departamento para aislar los niños de los adultos. Las internas eran las encargadas de hilar y tejer la tela que se usaba para confeccionar las ropas de los “locos” y las sábanas, así como de lavarlas. Los pacientes en mejor estado estaban en un régimen abierto, salían por la ciudad a buscar frutas y verduras, y en ocasiones participaban en ciertas festividades de la ciudad, como cabalgatas y desfiles.

La creación del hospital de Valencia inició un importante movimiento de proliferación de establecimientos asistenciales para enfermos mentales durante los siglos XV y XVI en España. Otro de los hospitales de máxima importancia es el Hospital Real y General de Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza, fundado en 1425 por Alfonso V de Aragón, llamado ‘el Magnánimo’, donde se instaura un régimen abierto para los pacientes y aparece por primera vez descrito el tratamiento por medio de ocupaciones o trabajos, desarrollado por el padre Murillo. Los religiosos acogen con carácter humanitario a los enfermos mentales, retirándolos del maltrato social al que estaban sometidos. El hospital de Zaragoza disponía de campos de cultivo y molinos de su propiedad, que le permitían mantenerse por sus propios medios, con el trabajo de los pacientes, como una ciudad independiente. Los “dementes” trabajaban en el hilado, en la cocina, en el horno, ayudando al albañil, en el cultivo de gusanos de seda y en la vendimia y cultivo de los campos.

Antes de ser destruido totalmente por el ejército napoleónico francés en la guerra de la Independencia española el 3 de agosto 1808, este hospital fue estudiado por M. Iberti, médico comisionado por el Comité de Mendicidad de París para redactar un informe, en dicho informe se recoge el empleo de la ocupación ‘Detalles sobre el Hospital’, publicado en La Médecine éclairée par les sciences physiques, au Journal es découvertes relatives aux différents parties de l’art de guérir, (1791) “En cuanto al tratamiento, se emplean los baños de agua dulce, los refrescantes; pero estos son por lo general infructuosos. Es así mismo difícil practicarles remedios durante sus accesos, sobre todo las sangrías, pues pueden deshacer el vendaje; mas una experiencia constante ha demostrado en este hospital que el medio más eficaz es la ocupación, o un trabajo que ejercite sus miembros. La mayor parte de los locos que se emplean en los talleres u oficios de la casa curan en general. La experiencia demuestra que los locos distinguidos que no se emplean nunca como los otros en ocupaciones serviles, o en los trabajos manuales, curan muy raramente”.

Pinel implanta entonces en Francia y, poco después, en el resto de Europa, el ‘tratamiento moral’. Los principios en que se basa el ‘tratamiento moral’ son que ‘la persona con daños mentales puede recuperar más fácilmente la razón en compañía de personas de mente sana y carácter amable que le ayuden uniéndose a ella en las actividades de la vida diaria los ejercicios físicos y las ocupaciones manuales

William Rush Dunton, uno de los padres fundadores de la terapia ocupacional, defendió que esta disciplina representaba una continuación de las indicaciones y métodos del enfoque del tratamiento moral, ya que refleja el enfoque humanístico de amabilidad y la base de un régimen de vida diaria consistente en ocupaciones creativas y recreativas para establecer la salud mental. La terapia ocupacional conserva aún estos principios y su preocupación fundamental es que el individuo conserve su capacidad para vivir una vida satisfactoria, a través de la participación en ocupaciones que procuren bienestar y placer

En 1986 la American Ocupational Therapy Association (AOTA) define la Terapia Ocupacional como: el uso terapéutico de las actividades de autocuidado, trabajo y juego para incrementar la independencia funcional, aumentar el desarrollo y prevenir la incapacidad, puede incluir la adaptación de tareas o del entorno para alcanzar la máxima independencia y para aumentar la calidad de vida

Otra definición de Terapia Ocupacional: es el arte y la ciencia de dirigir la participación del hombre en tareas seleccionadas para restaurar, fortalecer y mejorar el desempeño, facilitar el aprendizaje de aquellas destrezas y funciones especiales para la adaptación y productividad, disminuir y corregir patologías, promover y mantener la salud. Interesa fundamentalmente la capacidad, a lo largo de la vida, para desempeñar con satisfacción para sí mismo y otras personas aquellas tareas y roles esenciales para la vida productiva, el dominio de sí mismo y el ambiente

A continuación les dejamos un video informativo de lo que es la terapia ocupacional en la actualidad

En próximas entradas de blog les detallaremos las diferentes funciones del terapeuta ocupacional